Casi se ahoga al entrar con su descapotable en un túnel de lavado

La tragedia sobrevoló este fin de semana un túnel de lavado de la localidad malagueña de Estepona. Erick C. un británico afincado en la Costa del Sol se disponía a lavar su flamante descapotable cuando un error humano de lo más tonto casi le cuesta la vida.

El conductor pensaba que la capota del coche estaba echada al introducirse en la máquina de lavado, cuando se dio cuenta del error fue demasiado tarde, intentó cerrar la capota, pero los sistemas no respondieron, por lo que tuvo que echarse al suelo para que los rulos no le golpearan. La rápida intervención de un vecino que observó la escena y pudo detener la máquina evitó males mayores.

“Lo tuvimos que sacar de dentro del habitáculo, había tragado algo de agua y tuvimos que hacerle la reanimación cardio pulmonar”, comenta este vecino. “El coche me lo ha prestado un amigo, y después del fin de semana se lo quería entregar limpio y reluciente, así que lo traje a la estación de servicio, y casi me cuesta la vida. Lo que es no estar acostumbrado a coches buenos”, se lamenta el bueno de Erick.