Expulsado de una farmacia por intentar pesarse desnudo

Un joven coruñés fue expulsado ayer tarde de una farmacia del barrio de Riazor tras desnudarse por completo para pesarse en la báscula electrónica.

El curioso suceso pilló por sorpresa a todos los asistentes, según parece un joven se dirigió directamente al peso electrónico “en principio todo era normal, vi de reojo como se quitaba la chaqueta para pesarse, pero cuando comenzó a quitarse la camisa y los pantalones ya me alarmé, no era normal con el frío que hace fuera”. La dependienta asustada se acercó al cliente pero ya era demasiado tarde “estaba completamente en bolas echando los 20 céntimos y lo eche a patadas por degenerado, no quería que nadie pensase cosas raras de mi farmacia”.

El joven se ha defendido alegando que “me han recetado un antibiótico muy potente y necesitaba saber mi peso exacto para acertar con la dosis, no se me ocurrió otra forma mejor de saber cuanto peso en realidad, tampoco es para tanto, parece que no han visto un culo en su vida”. Una de las clientas ha asegurado que “tampoco creo que fuese motivo de echarlo así, la verdad que a mi me ha alegrado la vista y el día”.

Compártelo: