Se niega a declarar como testigo de un robo en un puticlub para que no le pille su mujer

Un hombre ha sido denunciado tras negarse a declarar en un juicio como testigo de un robo en un puticlub para evitar que su mujer lo pillase.

El hombre, asiduo cliente del puticlub Aloha de Matalascañas, presenció un robo con violencia durante una de sus visitas al mismo. Al volver otro día al establecimiento el gerente le indicó que tras haber denunciado el robo tendría que acudir a los juzgados a testificar como testigo del suceso “me negué en rotundo, cómo iba a explicar a mi mujer mi presencia en el puticlub? una cosa es que sea un mujeriego y otra que sea tonto, no iba a permitir que me cortara el grifo”.

Finalmente le ha salido el tiro por la culata ya que el gerente del puticlub lo ha denunciado por negarse a declarar “ahora se ha enterado su mujer y además se va a llevar una buena multa, lo siento mucho por él pero mi negocio es lo primero y no podía permitir que el ladrón se fuese de rositas”.