Un vuelo a Londres obligado a parar a mitad de camino porque el piloto se estaba cagando

El avión de la compañía Ryanair cubría el viaje entre Sevilla y Londres. Tras poco más de 30 minutos de vuelo los pasajeros oyeron por megafonía que se iba a proceder a un aterrizaje de emergencia lo que causó un gran revuelo entre los pasajeros que casi llegaron a entrar en pánico creyendo que el avión  tendría algún problema.

Finalmente el avión consiguió aterrizar en el aeropuerto de Valladolid, donde únicamente se bajó el piloto de la aeronave. La tripulación se vio en la obligación de explicar a los pasajeros que lo que había sucedido para que éstos pudieran tranquilizarse. El piloto sufrió una indisposición causada por algo que había comido antes de despegar lo que le obligó a realizar la parada de emergencia ya que el baño del avión estaba inutilizado.

Tras apenas 5 minutos deparada, ya que el piloto hizo sus cosas a escasos metros del avión, la aeronave continuó el viaje y llegó sin mayores problemas a su destino con escasos minutos de retraso, lo que hizo que el vuelo finalizara con aplausos y risas por parte de los pasajeros que celebraron que todo quedó en un susto.