Un preso fugado se hacer pasar por cirujano para huir de la policía

Tras un elaborado plan de fuga el preso Juan José Quintanilla consiguió escapar  el pasado viernes de la cárcel madrileña de Alcalá-Meco donde cumplía una condena de 8 años de prisión por tráfico de estupefacientes.

Juan José sabía que se encontraba en busca y captura por lo que decidió refugiarse en el Hospital Príncipe de Asturias donde se hizo pasar por cirujano para no llamar la atención. Lo curioso del caso es que el preso fugado cumplió una guardia completa de todo el fin de semana en la que consiguió completar con éxito 2 operaciones de apendicitis, una fimosis y la extracción de un condiloma vaginal, tras las cuales decidió por él mismo entregarse a la policía. Según ha declarado el propio Juan José “no podía más, estaba que me caía de sueño, agotado. Prefería volver a la cárcel que seguir ese ritmo. No sé cómo los médicos aguantan eso”.

A pesar de haber vuelto de nuevo a prisión y tras haber comprobado las habilidades de Juan José las autoridades han decidido darle un puesto en la enfermería de la cárcel donde Juan José estudiará la carrera de medicina y la especialización en cirugía mientras trabaja.