Abandona a su hijo en Ikea porque no le cabía el mueble

Los hechos tuvieron lugar la pasada semana en la escadinava cadena multinacional IKEA, en el Polígono Juan de Borbón, de Murcia. Una familia compuesta por el matrimonio y un hijo de 3 años, se dispuso a comprar una “cómoda” para la habitación del peque. Cuando salieron al parking empujando el carro con el enorme paquete, cayeron en la cuenta de que tenían un Astra coupé.

Sacaron al peque del vehículo con sillita incluida y tras distintas combinaciones con el paquete consiguieron darle cabida. Discutiendo acalorados, que este tipo de compras eran para tener una furgoneta, iniciaron la marcha sin advertir que dejaban in situ al pobre hijo. Un testigo de los hechos les hizo señales siendo en balde. Llamó al 112 informando de lo acontecido y una patrulla de Policía que regulaba tráfico a 4 kms en una redonda, se percató del coche y tras detenerlo ,les preguntó si echaban algo de menos.

De inmediato volvieron a por él llevándoselo consigo, así como la conveniente reprimenda por parte de Policía.

Compártelo: