Abandona la prostitución por un cliente demasiado feo

La prostitución, según dicen, es la profesión más antigua del mundo, en este caso además de antigua también ha quedado claro que es muy dura, la protagonista de la noticia no ha podido más y ha dejado de ejercer antes de hacer un servicio con un cliente demasiado feo.

Jacinta P. es una mujer de 36 años que llevaba ejerciendo honrosamente desde los 21 la prostitución, según asegura “he tragado mucho con mi trabajo, y muchas veces literalmente, pero como todo ser humano tengo límites”, todo cambió para ella la pasada madrugada cuando le pidió un servicio completo un peculiar cliente “era muy feo, bueno, decir feo es quedarme corta, dolía solo de mirarlo, no podía cumplir con mi trabajo así que decidí ser profesional y dejarlo”.

El cliente ha denunciado al puticlub riojano por el incidente “a ver, no soy Miguel Ángel Silvestre,  ya lo se, pero coño, si estuviese bueno no tendría que mojar el churro en uno de estos locales”. Jacinta tendrá que responder ante los jueces tras esta ofensiva decisión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *