Acude a urgencias con 12 condones puestos en el pene.

Un adolescente vallisoletano acudió anoche a urgencias para que le ayudaran a quitarse los 12 preservativos que se había puesto a la vez en el pene cuando estaba intentando mantener relaciones con su novia. El miembro estaba completamente hinchado, y la tarea resultó de lo más lenta y dolorosa.

Al parecer, el muchacho estaba dispuesto a perder su virginidad con su pareja, que también se estrenaba esa noche. Fueron antes a una farmacia a comprar los condones, y con los nervios no supieron entender bien el prospecto, así que pensaron que el sexo sería más seguro cuantos más se pusiera el muchacho.

“Pensábamos que había que usar la caja de una vez. Cuando terminó de ponerme el último pensé que quién era el bestia que compraba cajas de 36”, declaró el zagal. “A mí, al partir del cuarto, ya me estaba pareciendo raro aquello, pero él decía que estaba bien. Cuando pusimos todos, estaba mareadillo, pero no pudimos quitarlos porque se ve que hicieron ventosa con el pene, que no bajaba”, puntualizó la chica.