Acude a Urgencias con el piercing de su lengua enganchado al del pene de su novio

Las historias que suceden en Urgencias cada fin de semana son a cada cual más inverosímil, en este caso una pareja se presentó en el hospital de Majadahonda en una posición bastante complicada de explicar, el piercing de la lengua de la muchacha se había enganchado con el del glande de su novio.

Lo que se veía a primera vista era un joven andando con dificultad que llevaba una sábana tapando la parte inferior de su cuerpo, por debajo de la sábana algo se movía “nos quedamos un poco locos, no entendíamos lo que estábamos viendo hasta que tímidamente el joven se explicó en recepción”. Según parece la pareja estaba disfrutando de una noche normal de sexo, cuando ella comenzó a realizar una felación a su compañero con tan mala suerte de que sus respectivos piercing se engancharon y no había manera humana de separarlos.

“Tras discutir un rato, aunque a ella no se le entendía muy bien, decidimos ir directos a Urgencias, no veas la que liamos para meternos en el coche, pero ya hemos aprendido, para la próxima vez nada de piercing en la cama”.

Compártelo: