Alergico a las palomitas denuncia que no puede ir al cine

Antonio Gómez es un malagueño amante del cine de 35 años que denuncia públicamente no poder ir al cine desde hace más de 5 años, cuando le fue diagnosticada una alergia a las palomitas de maíz. “No hace falta que las coma para que me afecten, si hay palomitas en un sitio cerrado se me ponen los ojos como dos huevos duros y me cuesta respirar. Me tengo que salir inmediatamente y claro, ¿qué cine de España hay donde no se coman palomitas?”.

“También me dicen que vaya a horas en las que las salas están vacías, pero lo he intentado y siempre aparece gente en el último momento con sus envases familiares, es que lo huelo y ya me pica el cuerpo, no hay manera. Otra cosa que me dicen es que me quede en casa viendo la tele, la gente es así de insolidaria.”

Las salas de cine tampoco andan muy afortunadas, “me piden que me ponga un traje especial, como de astronauta, y yo digo, ¡que se lo pongan ellos joder, el cine es para ver películas, no para comer!”. Antonio pide al gobierno salas de cine “palomitas free” para él y para otros casos como el suyo.

 

 

Compártelo: