Cinco tips para comprarle los primeros zapatos a tu bebé

Es un tema ampliamente debatido cuál es el momento más adecuado para comprarle los primeros zapatos a nuestro bebé. Lo primero que te podemos decir al respecto es que no hay una edad exacta a partir de la cual nuestros retoños deberían empezar a caminar. Cada ser humano es distinto, y por eso lo mejor que nosotros podemos hacer como padres es tener a mano una serie de consejos certeros para elegir sus primeros zapatos infantiles.

 

Como sabemos que este tema puede llegar a causar una enorme preocupación en los padres primerizos, hoy te vamos a dar cinco tips para que, en el momento en el que tu nene empiece a alzarse sobre sus piernitas, puedas acudir con toda tranquilidad a una zapatería o, mejor aún, acudir a una tienda online como Zapatosygarabatos. Ellos sabrán cómo ayudarte.

 

Ten en cuenta que el desarrollo motriz de tu bebé le permite empezar a realizar sus primeros ejercicios de levantamientos a partir de los nueves meses. Una vez que esto ocurra, el paso siguiente es comprarle un par de zapatos cómodos, para que puede seguir avanzando en su desarrollo.

 

Comodidad y resistencia

Asegúrate de que ese primer par de zapatos sean cómodos, pero resistentes. La suelas deben ser sólidas, no blandas, como las que utilizan en los primeros días, ya que en este punto de su desarrollo, las plantas de sus pies necesitan ser constantemente estimuladas por una superficie sólida, de modo que los músculos de este área se fortalezcan.

 

Comodidad y movimiento 

En el momento de probarle los zapatos a tu hijo, asegúrate de que haya un espacio de medio pulgar entre la punta de los dedos de sus pies y la punta del zapato. Es necesario que esto sea así, de modo que tu bebé pueda mover sus dedos con libertad. Unos zapatos apretados podrían frenar su desarrollo o causar lesiones tempranas.

 

Comodidad y seguridad

Debes tener mucho cuidado de no elegir un par de zapatos con suelas lisas. Procura escoger unos zapatos cuyas suelas tengan relieve, de modo que al caminar la fricción de los pies con el suelo le permita a tu pequeño tener un mejor agarre. Las suelas lisas resultan muy peligrosas en esta etapa de su desarrollo, pues podrían ocasionar accidentes.

 

La hora en que vayas a comprar los zapatos cuenta

En las últimas horas de la tarde los músculos de la planta del pie de tu bebé se relajan ligeramente, y esto puede provocar que su pie se extienda entre dos y tres centímetros. Este es el mejor momento del día para ir a la zapatería, pues la medida del zapato que le pongas irá más acorde con el tamaño real de su pie.

 

Los cordones también son importantes

Los zapatos deben tener cordones cortos, para evitar que se tropiece con ellos en caso de que se le suelten, pero lo suficientemente largos como para permitir realizar una lazada segura, de modo que el zapato quede bien asegurado al pie del niño.

 

Ahora que estáis preparados, podéis esperar sin nervios el momento del primer paso. El bebé está seguro en las manos de padres responsables y bien informados como vosotros.