Consigue 1.300 euros tras quedarse dormido en la calle y confundirlo con un mendigo

Un hombre de 42 años se quedó dormido en la calle después de haberse tomado unas cuantas copas de más y se llevó la sorpresa de su vida al despertarse con nada más y nada menos que 1.300 euros delante suya.

Este malagueño había salido a comer con los amigos y según ha confesado “se me fue la mano con el vino, no me había pasado antes porque no suelo beber, pero estaba riquísimo y no podía parar”. Al terminar la comida informó que se iba al baño y ya no volvieron a verlo “no recuerdo muy bien que es lo que pasó, imagino que iba piruleta perdido y me perdí”.

A las 5 horas se despertó tumbado en medio de la calle, totalmente desaliñado y, para su sorpresa, con 1.300 euros en billetes y monedas justo delante suya “madre mía la pena que tenía que dar en mi estado para haber conseguido recaudar esa cantidad, de todos modos puede estar tranquila toda la gente porque he donado ese dinero a causas benéficas”.