Da positivo y acusa al alcoholímetro de tener un virus

Un joven de Granada que fue parado por la guardia civil en un control de alcoholemia y que duplicó la tasa en la prueba se negó a aceptar el resultado ofrecido por el agente. El muchacho entró en cólera porque según él no había tomado nada, ni una copa,  y que todo era producto de un mal funcionamiento del alcoholímetro.

El joven quiso aprovechar el desconocimiento del agente para intentar hacerle ver que el alcoholímetro era moderno y de los que tienen internet para conectarse a actualizaciones y que había cogido un virus, motivo por el cual estaba dando resultados erróneos.

En un principio el agente dudó y se puso en contacto con la central, desde la que se le leyó la cartilla, se le advirtió que le estaban tomando el pelo y que de inmediato lo arrestara y lo denunciara por obstrucción a la justicia, además de por conducir bajo los efectos del alcohol .

Compártelo:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *