Da positivo y pide la hoja de reclamaciones y “que llamen al encargado”

Un ciudadano de Salamanca que fue parado por la guardia civil para soplar en un control de alcoholemia dio positivo duplicando la tasa permitida.

Ante el asombro de los agentes, el conductor aseguró que no había tomado nada y la emprendió contra los agentes diciendo una serie de frases hechas sin sentido. “Esto es una chapuza, quiero el libro de reclamaciones y que alguien llame al encargado. Yo pago mis impuestos y no voy a permitir este servicio tan pésimo”. Como no podía ser de otra forma el implicado fue detenido y conducido al cuartelillo más próximo, donde se le practicó un análisis de sangre que no solo rubricó la cifra sino que la aumentó.

Según reclama un acompañante los agentes se lo llevaron diciéndole con cierta ironía “ahora mismo te llevamos con el encargado, no te preocupes. Seguramente te darán una suite por las molestias causadas”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *