Denuncia al médico que atendió el parto de su hijo por darle un cachete.

Alejandro G.C. ha presentado denuncia en el Juzgado de Guardia de Ciudad Real contra el médico que asistió el parto de su señora. El motivo no es otro que el doctor propinó un cachete al primer hijo de la pareja para que este rompiera a llorar tras el nacimiento.

El padre, que estaba dentro del paritorio, de repente soltó la videocámara, se abalanzó contra el sorprendido sanitario y le arrebató el niño de las manos. Los demás miembros del cuerpo médico pudieron calmarlo y reconducir la situación para seguir asistiendo a la madre y el niño.

El progenitor justificó su acción afirmando que “estoy en contra de toda violencia, sobre todo la física y contra seres indefensos, como el caso de mi hijo”. En el hospital y el juzgado intentaron disuadirle de que pusiera la denuncia, pero siguió en sus trece. “El niño desde el parto llora muy a menudo, sin motivo alguno aparente, yo estoy seguro de que ya está traumatizado”.  “Pienso ir hasta el final contra este bestia”.