Denuncia a su frutero porque todos los plátanos le salían con forma de pene

Un vecino de Fuenlabrada (Madrid) ha decidido denunciar al dueño de la frutería de la que era cliente porque todos los plátanos que le vendía tenían forma de pene. La denuncia se tramitó a través de una comisaría de policía de la ciudad, a pesar de que en un principio los agentes se rieron de la situación, cuando el denunciante mostró uno de los plátanos como prueba entendieron que la cosa era seria y no tuvieron más remedio que tramitar la denuncia.

 

Cuando la policía acudió a la frutería para investigar qué estaba pasando, el dueño del negocio explicó que se trataba de una fruta que venía de África del sur y que además de ser más baratos también tenían más sabor. La policía requisó los más de 40 kilos de plátanos que la frutería tenía en existencia que más tarde abrieron uno a uno y se dieron cuenta de que todos eran iguales y que no habían sido manipulados por el frutero por lo que no podían demandarle. “Entiendo que comerse uno de éstos plátanos puede ser algo incómodo para mucha gente, pero la verdad es que están siendo un éxito de ventas y no dejaré de venderlos”, explica el dueño de la frutería.

 

Finalmente el cliente retiró la denuncia una vez que entendió la situación. “realmente llegué a pensar que mi frutero quería algo conmigo y eso me hacía sentir mal. Ahora que entiendo que no iba con segundas seguiré comprándole plátanos como lo hacía hasta ahora”.

 

Compártelo: