Denuncia a pastelería porque su donut tenía un agujero

Un suceso surrealista tuvo lugar ayer en una pastelería de Málaga. Un cliente de dicha pastelería se había llevado previamente un surtido de pasteles, entre los que se encontraba un típico donut de chocolate. Pasado un rato el cliente volvió para protestar porque le había sido vendido un pastel con agujero.

“Este pastel está defectuoso, tiene un agujero en su interior, cámbiamelo o descuéntame el valor de la parte que no tiene nada” decía el cliente ante el asombro del propietario del local. “Es un donut, son así, llevan años y años, no me puedo creer lo que me está usted pidiendo” repetía una y otra vez el comerciante, que por un momento llegó a pensar que le estaban tomando el pelo o que estaba siendo víctima de una cámara oculta.

Finalmente el cliente se marchó hacia una comisaría cercana e interpuso una denuncia, a pesar de que los funcionarios le intentaron explicar igualmente el error en el que se encontraba.