Desalojan una planta de la discoteca Kapital por el pedo de un cliente

Lo que prometía ser la fiesta de sus vidas se convirtió en un infierno para una multitud de jóvenes que acudieron el sábado por la noche a divertirse a la discoteca más famosa de Madrid. Cerca de las 3 de la mañana los empleados de seguridad se vieron obligados a desalojar a todos los clientes de la tercera planta por un olor insoportable que cortaba la respiración y provocó el caos en cuestión de segundos.

En un primer momento se pensó que pudiera tratarse de una bomba fétida o algún artículo de broma como los que se venden en Halloween, pero cuando se procedió a desalojar la sala hubo una única persona entre todos los afectados que no se movía, no presentaba síntomas negativos por el olor y tenía un aspecto bastante sospechoso.

El individuo señalado, un joven de 26 años, reconoció a los porteros de seguridad que había cenado cachopo y tarta de la abuela esa misma noche con un grupo de amigos en un conocido restaurante asturiano de Madrid. Por lo que cuentan, el joven se siente avergonzado y promete no volver a cenar fuerte antes de beber. “Será una buena anécdota para contarle a mis nietos“.

Compártelo: