Descubren que un monje que guardaba voto de silencio desde hace 20 años es en realidad mudo

Un monasterio de Palencia ha sido escenario de un acontecimiento sorprendente. Uno de los veinte monjes que conviven en clausura, descubrió la pasada semana que otro hermano del que creían que guardaba voto de silencio, era en realidad mudo. Fray Bartolomé, abad prior del monasterio desde hace nueve años, explicó que nadie había reparado en la discapacidad del hermano porque era uno de los tres que guarda voto de silencio, o al menos eso creían.

Lo habitual hoy en día es que los monjes que viven en clausura guarden voto de castidad y de pobreza, pero en raras ocasiones un hermano guarda los tres votos. El descubrimiento tuvo lugar durante una revisión médica a raíz de unas dolencias que presentaba el monje en cuestión. “Fue casi de casualidad”, explicaba el prior. “El médico hizo un comentario sobre la mudez de nuestro hermano y caímos en la cuenta de que quizás no guardaba voto de silencio por voluntad propia, sino por imperativo de Nuestro Señor”.

Los monjes que guardan voto de silencio suelen hablar en ocasiones puntuales, para orar, informar de cosas trascendentales, etc. Lo único que extrañó a los otros integrantes de la orden es que nunca dijese nada y orase en silencio, pero lo atribuyeron a que tenía una fe y un compromiso “de aquí a Lima”.

Compártelo: