Despedido por usar el brazo mecánico de su laboratorio para masturbarse

Jacinto Nuñez trabajaba como científico de laboratorio en una importante empresa investigando la clonación genética, pero fue despedido la semana pasada tras ser pillado por su responsable masturbándose con uno de los brazos mecánicos del laboratorio.

El trabajador había programado el brazo mecánico para realizar un movimiento masturbatorio con cambios aleatorios de frecuencia de sacudida y fue descubierto con las manos en la masa, en este caso con el brazo mecánico en la masa, por su responsable directo. Fue despedido fulminantemente tras poner en aviso a sus jefes y no recibirá ningún tipo de indemnización ya que lo han considerado un falta grave y justificada.

Jacinto ha declarado en su defensa que “mi trabajo me dejaba muy poco tiempo libre, llevo años dedicándome en cuerpo y alma a este estudio genético, no tengo tiempo de socializar y a veces me siento muy solo. Se que no está bien lo que he hecho, pero el brazo mecánico estaba ahí, yo lo vi como una mano amiga… no pude evitarlo”.

Compártelo:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *