Detenido cuando introducía bebidas en un festival con un dron.

Un detenido en un festival de música al aire libre al ser pillado introduciendo bebidas alcohólicas, vasos de plástico, refrescos y hielos burlando la seguridad y el vallado perimetral usando un dron.

Las alarmas saltaron en el seno de la organización al observar cómo una aeronave no tripulada, de un tamaño no muy grande, pero con bastante potencia, sobrevolaba la zona ocupada por el público con unas bolsas colgando. En principio se temieron algo más grave, pero lo que vieron es que el dron tomaba tierra en un punto concreto, y volvía a despegar y abandonar el recinto con bastante velocidad.

Avisada la Guardia Civil, persiguieron el artefacto en uno de sus vuelos, pudiendo identificar al piloto. Éste confesó que vendía lotes de bebidas a los asistentes, que pagaban por adelantado fuera del recinto y luego recogían la bebida en un punto de encuentro pactado. Uno de los clientes comentó que “de esta forma, podemos comprar más bebida, y no tenemos que estar dando paseos a las barras y peleándonos por el garrafón que ponen aquí”.

Compártelo: