Dice que se va de pesca y le pilla su mujer comprando pescado en Mercadona.

Un gaditano fue pillado por su mujer comprando pescado en el Mercadona el sábado por la mañana, cuando se suponía que llevaba toda la noche por ahí pescando con los amigos.

Durante varios años, este hombre ha hecho creer a su señora esposa que salía a pescar los viernes por la noche. Le contaba que tenía que ir con los demás pescadores a preparar el barquito, el cebo y las cañas para ir a pescar, y que salían muy temprano para poder estar en casa antes de la hora de comer, cuando en verdad se iba con los compañeros por ahí de juerga.

“Se me ha acabado el cuento, ya no podré salir por ahí de juerga más con mis amigos”, ha declarado. “La verdad es que he pensado muchas veces que me iba a pillar, porque a veces llegaba tarde a la pescadería y sólo podía comprar langostinos y pez espada cortado en filetes. ¿Cómo voy a pescar de eso con una caña, y en Cádiz?”.