Echa gas pimienta en el solomillo y terminan en el hospital

El restaurante “El Bolchevique” de Segovia conocido por sus drásticas medidas y siniestras técnicas culinarias en su búsqueda de la ansiada estrella Michelin  vuelve a ser noticia.

El titular no da margen a la duda, usted va con su familia a este restaurante segoviano a celebrar su aniversario de boda, pide un solomillo a la pimienta, se lo presentan con una delicada guarnición cuando de repente el camarero se pone una máscara de gas y comienza a rociar el solomillo con un bote de gas pimienta, un compuesto químico conocido por ser utilizado por la policía para controlar disturbos o como defensa personal.

Los clientes ya han sido dados de alta del centro hospitalario donde fueron trasladados aquejados de diversas irritaciones en ojos y mucosas. “Se les ha ido de las manos” ha sido la única declaración que hemos podido oír de la mano de Antonio Borné responsable del restaurante y que señala al cheff Koldo Frechilla como único responsable de esta dramática maniobra. La ambición por innovar y sorprender de este conocido cheff vasco no es la primera vez que roza la peligrosidad como cuando en 2009 presento “pintxo pintxo” un pintxo de bakalao presentado en la punta de un cuchillo de cocina y que había que comer sin manos.

 

Compártelo: