Estornuda durante una felación y le amputa el pene a su novio.

Después de mucho tiempo, Anthony P. consiguió que su novia, Melissa C. accediera a uno de sus deseos más ardientes. Este fin de semana pasado, cuando se quedaron solos en el domicilio familiar de Melissa, en Dakota del Norte, ésta accedió a realizarle su primera felación. Y la última, nos tememos.

La atmósfera era perfecta, los dos allí solitos, música de ambiente, algunas copas habían caído, y Melissa estaba ya en el suelo arrodillada, empezando la faena. No se sabe muy bien si por el frío del suelo, o por las cosquillas del vello del vientre del bueno de Anthony, o por una mezcla de ambas cosas, a la muchacha se le escapó un estornudo en mal momento.

Por suerte, la pareja reaccionó rapidamente, cortaron la hemorragia, y se presentaron en el hospital con el miembro del chaval en un tupper con hielo, por lo que se le pudo volver a implantar. Aún así, no se sabe todavía cómo va a quedar la cosa.  “Menos mal que no me lo tragué. No era tan grande como para que no pudiera haber podido pasar”.