Estudian un extraño suceso en Ikea de Murcia

Manuel Pastor, un vecino de la localidad albaceteña de Chinchilla pasó una desagradable experiencia el pasado sábado mientras visitaba la tienda Ikea de Murcia.

 

“Yo ni siquiera quería ir, no tenía nada que comprar, fue mi mujer la que insistió en que fuéramos a darnos un paseo a ver cosas según ella” nos relata Manuel a nuestro diario. Lo que empezó como un paseo se convirtió en una pesadilla para Manuel ya que a mitad del recorrido por la tienda Ikea perdió de vista a su familia en un momento de despiste. Cuando Manuel se dirigió al mostrador de atención al cliente para que avisaran por megafonía a su familia se dio cuenta de que algo no cuadraba, y es que Manuel no se encontraba en Murcia, sino que por alguna extraña razón había terminado en Ikea Barakaldo (Vizcaya).

 

“estoy seguro que fue cuando cogí el atajo, donde los sofás, de repente me giré y ya no estaba mi mujer y el chiquillo detrás de mí, entonces me sentí extraño. Ya cuando en atención al cliente me hablaron en euskera confirmé que algo pasaba”.

 

El suceso está siendo investigado por 5 científicos traídos por Ikea directamente desde Suecia. Al parecer echan la culpa a un supuesto agujero negro que de alguna manera interconectó la tienda de Murcia con la de Barakaldo. Ikea cree que si pudiera aprovechar éste agujero negro he incluso interconectar más tiendas entre si sería un gran paso para la compañía que incluso se plantearía la posibilidad de ofrecer el servicio de viajes instantáneos a sus clientes.

Compártelo:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *