Un estudio demuestra que las palomas sienten placer cagandose en humanos

Las palomas sienten placer cuando cagan sobre un humano. Así lo corrobora la Universidad Complutense de Madrid en un estudio realizado con 1000 palomas que fueron capturadas y monitorizadas en un laboratorio.

Las palomas fueron colocadas en alto y primero se registró la actividad cerebral realizando sus necesidades sobre un espacio vacío. Una pequeña curva mostró el placer que suponía liberarse de la carga, lo cual resultaba hasta cierto punto lógico. Cuando uno de los médicos científicos del proyecto se colocó debajo con un chubasquero a la espera de recibir el excremento y la paloma detectó que su proyectil hacía blanco en el humano, el polígrafo de la máquina se disparó multiplicando por diez la respuesta de placer del ave.

Esta respuesta se repitió en el 95% de las palomas, por lo que se pudo aseverar con total seguridad que estas “ratas del aire”, como a sus detractores les gusta llamarlas, disfrutan manchando a los humanos, y que eso explicaría el alto índice de personas que reciben cada día sus cagadas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *