Expulsada de la universidad por usar la impresora 3D para imprimir reproducciones de penes.

Una estudiante de Segundo Curso del Grado en Tecnologías Informáticas de la Universidad de Sevilla ha sido expulsada fulminantemente de dicha Facultad, al ser sorprendida imprimiendo reproducciones de penes en la impresora 3D del laboratorio que está disponible para el uso de los alumnos.

Al parecer, la alumna reservó la impresora, y en lugar de dedicarse a realizar trabajos y tareas propios de su titulación, empleó los medios puestos a su alcance para imprimir varias reproducciones de penes de distinto tamaño y grosor. En el momento de los hechos se le intervino un pendrive con varias fotos de miembros viriles dispuestos para su modelado, así como alguno ya finalizado.

“Esto empezó como una broma con una compañera”, nos comenta. “La primera vez que tuve permiso para usar la impresora, se me ocurrió imprimir algo parecido a un consolador, por hacer la broma. Luego se corrió la voz por el campus, y fuera de él, y me empezaron a mandar fotos de miembros de amigos y parejas para hacer copias reales”, puntualiza.