Un Geriátrico consigue calefacción gratis gracias a los pedos de los ancianos

Una residencia de ancianos de Bilbao ha conseguido ser autosuficiente energéticamente gracias a un novedoso sistema que les permite tener calefacción todo el año a coste cero.

El sistema, que ha sido inventado y patentado por Iñaki Kuesko, anciano residente en el propio geriátrico, consiste en recoger y almacenar las ventosidades de los ancianos mientras duermen para más tarde tratar y transformar el metano extraído en Biogás.  Según nos comentan desde el centro, el sistema es capaz de almacenar cada noche la cantidad de 60 kilos (el equivalente a 5 bombonas de butano tradicionales) lo que les permite no sólo abastecerse para uso propio sino que además venden los excedentes a la empresa Repsol.

Iñaki tuvo la genial idea de inventar éste artilugio harto de sufrir las ventosidades de sus compañeros. El anciano disponía de los conocimientos necesarios ya que toda su vida había trabajado en Petronor, “se trata de un complejo sistema que mediante sondas lleva el pedo directamente hasta un catalizador que se encarga de separar el metano del hidrógeno que tras almacenarlo ya se puede utilizar como energía” nos cuenta Iñaki. Para  el buen funcionamiento de la clínica, será necesario adquirir 300 kg de alubias, 250 kg de judías, y 2000 litros de Coca-Cola, para abastecer a los internos y garantizar la continuidad del servicio. Se solicitará asesoramiento a los antidisturbios para que aconsejen las mascarillas antigás con las que proveer a los empleados de la clínica, que por otra parte estarán un máximo de 1 mes prestando servicio, ya que más tiempo en contacto con los gases podría provocarles daños irreversibles.

Iñaki ya he recibido ofertas de más de 10 residencias de ancianos interesándose por su invento, incluso alguna granja de vacas ha mostrado interés, pero el anciano dice que no está interesado en vender, “no hice esto para ganar dinero, lo hice para ahorrarme los pedos de mi compañero de habitación Antxon”. Gracias a éste novedoso invento el geriátrico cree que será capaz de ahorrar éste invierno la cantidad de 1.800€  mensuales, lo que les permitirá poder comprar un jacuzzi para el geriátrico, eso sí… las burbujas parece ser que no serán necesarias.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *