El hombre más viejo del mundo confiesa que aún se masturba cada día

Kichiro Jo, japonés de nacimiento y residente en Cuenca desde que emigrara de su país al finalizar la primera guerra mundial, celebró ayer en la residencia de ancianos donde vive su 117 cumpleaños.

Kichiro, que nació en 1901 en el país nipón, apuntó que una de las claves de su longevidad es debido a que no ha dejado de masturbarse ni un solo día desde que tiene uso de razón. “hay días en los que ni siquiera tenía ganas, pero se lo importante que es hacerlo y no podía dejarlo pasar”. Los médicos certifican que mantener la actividad sexual podría ser importante para que Kichiro se haya convertido en el hombre más anciano del mundo.

Por su parte Kichiro, que celebró su cumpleaños junto con todos sus compañeros de residencia, declaró que no dejará de tocarse cada día para poder vivir así muchos años más, además añadió que no descarta todavía tener descendencia ya que según dice es biológicamente capaz.

Compártelo: