IKEA se ve obligada a poner carteles de no usar en sus baños

IKEA se ha visto obligada a poner carteles gráficos en todos los váteres de sus establecimientos para evitar que sean usados por los clientes. Al parecer, se han producido varios episodios en los cuales, seguramente por motivos de indisposición repentina, algunos de los visitantes han realizado sus necesidades, menores e incluso mayores, en los váteres de muestra de la famosa tienda.

Al igual que los que prohíben sentarse en las sillas, o tumbarse en las camas, un cartel sobre el inodoro indica que no es posible sentarse para su uso. Muchos clientes se ríen al pasar junto a la advertencia y se sorprenden: “¿Quién podría ponerse aquí mismo a cagar? Es que no lo entiendo de verdad, la gente está fatal”.”Había oído algo pero no me lo creía, he venido solamente a ver el cartel para hacerme un selfie”.

La jugada le ha salido bien a IKEA, que ahora tiene los baños más limpios y más visitas gracias a la viralidad de esta decisión.