Independentista reniega de sus ideas al tocarle una mesa electoral el 1-O.

Tras conocer que debe comparecer como Vocal a una mesa electoral en el referéndum convocado para el próximo 1 de Octubre, Josep M. L. ha cambiado totalmente de idea. Ya no va a votar SÍ. Es más, no piensa ni ir a votar.

Lo que le ha hecho tomar esta decisión, según él, es el hecho de que “se sigan usando mecanismos del Estado opresor, como que te pueda tocar formar parte de una mesa electoral”. “No voy a luchar para separarme de España para seguir con las mismas normas y leyes absurdas”, ha comentado. “El domingo pensaba ir tempranito a dejar mi voto, y luego irme con los amigos por ahí a celebrar un día histórico. No está entre mis planes trabajar gratis para nadie”.

Al parecer, Josep no es el único que se está planteando no cumplir con sus obligaciones. De hecho, las solicitudes para poder librarse en acudir a las mesas están llegando a cientos. Bodas, enfermedades, trabajo, e incluso el partido del Barça en casa se están alegando como excusa.