Ingresado con un desatascador en el culo porque llevaba 2 semanas sin cagar

Ingresado con un desatascador en el culo porque llevaba 2 semanas sin cagar

Un joven asturiano tuvo que ser hospitalizado anoche de urgencia en Cangas de Onis tras meterse un desatascador en el ano y ser incapaz de sacárselo. Un vecino, que escuchó los gritos de dolor desde su casa, fue quien le llevó al hospital tumbado boca abajo en los asientos traseros del coche: “No se podía sentar, así que le dije que se tumbara y pensara en algo bonito”.

Los hechos tuvieron lugar a las 23:00 horas cuando Jaime, de 26 años, se encontraba en su domicilio y acababa de terminar de cenar. Un cachopo relleno de cecina y crema de tresviso fue el detonante que desencadenó la tragedia: “Llevaba dos semanas sin cagar y no podía más. El caso es que tenía hambre y cené como una bestia pensando que así cagaría, pero no salió nada. Se quedó pegado”, aseguraba.

Tras varios intentos fallidos con el desatascador, Jaime optó por echar un poco de silicona en la herramienta para probar suerte, y complicó más las cosas. Gracias a la rápida intervención de los médicos todo se quedó en un susto y su culo volvió a coger aire.

Compártelo: