Ingresado un invidente tras confundir a un lobo con su perro lazarillo

Un hombre con discapacidad visual ha sido atendido de urgencia en el hospital de Lleida por las mordeduras de un lobo al que, al parecer, confundió con su perro guía. La víctima presentaba diversas heridas por el cuerpo, por las que ha sido atendido, aunque finalmente no ha quedado ingresado más que en observación.

Según explicó el propio afectado en el hospital, a la salida de su casa en el monte, pensó que el animal que le esperaba junto a la puerta para ir a dar su paseo matutino era Braco, su perro guía. Durante el paseo, el hombre notó que el can “estaba diferente. Le tiraba mi bastón para que fuese a recogerlo y no me lo traía. Además, no paraba de olisquearme la entrepierna y oía como se relamía”. Al rato de haber comenzado a pasear, el lobo mordió en el brazo al hombre, pero éste pudo zafarse del ataque a bastonazos: “le di en el hocico y le dije, toma cabrón, soy ciego pero no manco”.

¿Dónde estaba entonces Braco? El perro lazarillo del hombre se había refugiado en su caseta de madera al percatarse de la presencia del lobo. “Ya podía haber ladrado para avisarme el muy mamón”, sentenció el hombre.

Compártelo: