Ingresado con un palo selfie en el culo intentando fotografiar sus almorranas

El impactante suceso tuvo lugar el pasado fin de semana en la localidad de Jerez, un hombre de 56 años fue ingresado con un palo selfie dentro de su ano.

El hombre llevaba meses sufriendo unas almorranas de manera muy intensa “pero me daba vergüenza ir al médico para eso, al final te toquetean y lo siento pero ahí no me toca ni Cristo”. Según cuenta decidió fotografiarse la zona detalladamente para que el médico pudiera realizar su diagnóstico sin tener que tocarlo “el problema es que no llegaba y tras intentarlo frente al espejo se me ocurrió una idea perfecta para conseguir el ángulo adecuado”.

Utilizó un palo selfie que le habían regalado las pasadas navidades e intentó conseguir las mejores instantáneas “no se como pasó, pero me resbalé, me caí y… bueno, un buen trozo de palo acabo dentro de mi culo”. El pobre hombre fue ingresado de urgencia y mediante cirugía consiguieron sacárselo “de paso me operaron las almorranas sin enterarme, así que al final no he salido tan mal parado”.