Intenta volar desde el campanario tras fumarse su primer porro

Un joven de Huelma, provincia de Jaén, fue detenido por la guardia civil ayer y pasó la noche bajo arresto tras protagonizar un incidente de alteración de orden público y delito contra la salud pública. Todo ocurrió cuando el detenido, que responde a las iniciales de P.F.M., se encontraba tomando unas copas en un botellón y decidió fumar un porro por primera vez en su vida. Fue entonces cuando, según palabras de sus amigos, “comenzó a alucinar en colores”.

El muchacho empezó a hablar solo, y de repente dio un salto y se marchó gritando, corriendo y haciendo aspavientos por las calles del pueblo. Sus amigos intentaron frenarlo pero les resultó imposible, así como tampoco pudieron evitar que subiera al campanario de la iglesia del pueblo y desde lo más alto comenzara a gritar “¡Puedo volar, se que puedo volar, incrédulos, os lo voy a demostrar!”.

Uno de sus amigos consiguió subir tras él y le pidió que bajara con él por las escaleras, a lo que el joven contestó “yo bajo por aquí volando, nos vemos abajo”. Afortunadamente su amigo consiguió agarrarlo y mantenerlo a salvo hasta que llegó la guardia civil, que lo apresó y condujo hasta el cuartel.

Compártelo:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *