Hace que la detengan y pide hacerse foto entrando en el coche para Instagram

La moda del postureo cada vez está llegando más lejos, la pasada madrugada una joven maña irrumpió en una gasolinera, donde estaba repostando un coche de Policía, para realizar un robo. Lógicamente fue detenida en el momento y entonces se descubrieron sus verdaderas intenciones cuando pidió por favor hacerse una foto subiendo al coche detenida para subirla a su Instagram.

La joven, según ha declarado, llevaba semanas intentando encontrar un coche patrulla para realizar alguna acción ilegal y ser detenida para poder hacerse la ansiada fotografía “era un reto que tenía con mis amigas, quería ser la primera del insti en conseguir esta foto y no paré hasta conseguirlo”.

Los agente ante tal petición decidieron no continuar con la detención “estaba claro que no había peligro ni intención de delinquir, así que lo dejamos pasar y como nos pilló en un buen día le hicimos varias fotos, no os podéis imaginar lo feliz que se fue”.

Compártelo: