La Iglesia contrata el desarrollo de robots cura por falta de vocaciones

Según ha comentado en un comunicado oficial el portavoz del Vaticano, se ha contratado el desarrollo de robots para ejercer la eucaristía debido a la falta de vocación cada vez más manifestada entre la población.

De puertas afuera la vida de cura puede parecer atractiva por su sencillez y falta de preocupaciones, pero los estudios estadísticos analizados en el Vaticano han desvelado que la vocación entre los ciudadanos es cada vez menor y comienza a escasear los curas a nivel mundial. De seguir así, en 10 años no habría curas en más del 40% de las parroquias actuales.

Por ello han decidido invertir buena parte de sus riquezas y contratar el desarrollo de una flota de robots capaces de impartir misa. Lo más complicado está siendo el tema de las confesiones, pero se solucionará también añadiendo teléfonos a los confesionarios y conectando con una central que atenderá todos los pecados. El futuro ha llegado a la Casa del Señor, 2018 será el comienzo de una nueva era y los robots comenzarán a sustituir a los párrocos actuales a medida que se retiren.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *