La S.S. cubrirá parte del gasto de los injertos capilares si son causa de depresión


“El hecho de perder el pelo de la cabeza puede provocar que la persona pase por un periodo normal y adaptativo más o menos desapercibido, o bien llegar a tener algunos síntomas depresivos o incluso que ese hecho acabe siendo el detonante de una depresión. Tantos son los casos  en la actualidad de hombres que no aceptan “lo que mandan sus genes”, que acuden a su médico solicitando tratamiento para combatir los síntomas de depresión.

El Ministerio de Sanidad, siendo conocedor de esta problemática, ha llevado a cabo una propuesta al Gobierno, habiendo sido estimada y aprobada recientemente, teniendo como Resolución… ” El que con ocasión de alopecia o calvicie padeciera tal frustración que le causare depresión aunque fuera de carácter leve y ello fuera certificado por su médico de cabecera y psicólogo, podrá beneficiarse de la mitad de la cuantía de los gastos que generase el tratamiento del injerto capilar”.

Más de uno pondrá la carita del gato de Shrek, consiguiendo así… la mitad del viaje a Turquía!

Compártelo: