La Seguridad Social cobrará a los padres que quieran saber el sexo de su bebé

 

La Seguridad Social ha anunciado mediante una publicación en el BOE que a partir de 2018 comenzará a cobrar una pequeña tasa a aquellas embarazadas que deseen conocer el sexo de su bebé durante una ecografía.

 

“Conocer el sexo de un feto es irrelevante desde el punto de vista de la salud, es por ello que hemos decidido que sea un servicio que se deba pagar aparte ya que se trata de un extra” explica la Seguridad Social en su página web oficial. El Ministerio de Sanidad alega que las acografías que se realizan durante el periodo de embarazo se hacen con el fin de detectar y prevenir cualquier anomalía en el feto y que cualquier cosa que se salga de esos parámetros se debería abonar como extra ya que se considera un “capricho” de los padres.

 

“Es absurdo que se quiera conocer de qué sexo es el bebé, si al final se van a enterar en cuanto salga” comenta el portavoz del Ministerio de Sanidad. La tasa que se cobraría por éste servicio todavía no se ha hecho pública pero podría rondar entre los 30€ y 50€ por lo que la Seguridad Social calcula que podría recaudar un total de 2,4 millones de euros por años ofreciendo éste servicio.

Compártelo: