Le pide a su peluquero que le haga la raya y éste le ofrece cocaína

Le pide a su peluquero que le haga la raya y éste le ofrece cocaína

Un peluquero ha sido detenido por tráfico de drogas después de que un cliente lo denunciara ante la policía. Los hechos, ocurridos en la localidad alicantina de Almoradí, han destapado que el negocio se trataba en realidad de una tapadera para la venta de estupefacientes.

El denunciante, que se ha convertido en testigo protegido dada la peligrosidad de la banda, descubrió los hechos de forma accidental. Y es que el hombre acudió a cortarse el pelo al local y solicitó al peluquero detenido que “le hiciese la raya”. Según el cliente, “me refería a que dejara marcada la raya del pelo, sin embargo, se fue a la trastienda y salió con una bandeja llena de cocaína”. Más tarde se descubrió que la frase pronunciada por el denunciante era la “contraseña” para que los consumidores de cocaína solicitaran las dosis. Acto seguido, el hombre, que se vio obligado a consumir la cocaína ofrecida por el peluquero para no levantar sospechas, acudió a una comisaría a poner en conocimiento de la policía los hechos acontecidos.

De esta manera se ha desmantelado una red que comprendía varias peluquerías. El descubridor admite que nunca hubiera puesto en conocimiento de las autoridades estos hechos, pues “está en contra del Estado”, sin embargo, lo hizo por venganza, pues al parecer el peluquero se había previamente negado a cortarle las puntas del vello púbico.

Compártelo: