Le quitan una muela sin anestesia porque ya iba drogado

Un joven coruñés fue intervenido ayer por su dentista de toda la vida para la extracción de una muela que le venía fastidiando los últimos meses. Hasta ahí no dejaría de ser una noticia normal, lo curioso de este caso es que este chico no precisó de ningún tipo de anestesia. Cuando llegó a la consulta el lunes por la mañana ni siquiera se había acostado, ya que venía directamente de todo el fin de semana de juerga continua en el que había ingerido todo tipo de alcohol y estupefacientes.

El dentista, que enseguida se percató de su estado, le propuso postergar la cita para el mes siguiente, pero el joven se negó, dado que llevaba tiempo esperando, no quería seguir padeciendo los terribles dolores que venía sufriendo y le venía muy mal poder volver otro día Así que le pidió por favor que siguiera adelante con el plan, ya que con la cantidad de droga que tenía en el cuerpo igualmente no se iba a enterar de nada.

De esta forma le fue extraída la muela prácticamente sin dolor, tras lo que el joven muy agradecido marchó de la consulta orgulloso de su gesta que ponía broche de oro a un fin de semana pletórico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *