Le tienen que poner 5 puntos de sutura en el ano tras tirarse un pedo

Samuel R., vecino de la localidad sevillana de Lebrija, sufrió este pasado fin de semana un accidente extrañísimo a la vez que dolorosísimo y sonrojante. Nuestro protagonista se encontraba de barbacoa con unos amigos cuando le sobrevinieron unas ganas irrefrenables de soltar una ventosidad. Apartándose un poco del grupo, se dispuso a liberar aquello que le estaba molestando, cuando notó que algo no iba del todo bien, dado el dolor que le produjo este acto tan cotidiano.

El dolor era tan intenso, que entre lágrimas pidió a sus compañeros que lo llevaran al hospital de inmediato. Una vez allí, los facultativos observaron un desgarro anal de varios centímetros de longitud, por lo que procedieron a aplicarle 5 puntos de sutura.

“El Samuel siempre ha sido muy bruto. Recuerdo una vez que se tiró un cuesco y nos tuvimos que salir todos del bar de la que lió el tío allí”, nos comenta uno de los presentes en la barbacoa. “Para que se haga una idea, el otro día escuchamos nítidamente el peo, y eso que estábamos tocando la guitarra, el cajón, las palmas y cantando y se había ido detrás de un pino”, nos aclara otro.