Lo pillan masturbándose en la cafetera del trabajo.

Desagradable sorpresa la que se llevaron los trabajadores de una consultora informática de Aragón al descubrir que había un compañero que, sistemáticamente, se masturbaba en la cafetera de uso común en el office destinado a empleados de la misma.

Al parecer, este trabajador llegaba siempre el primero, con bastante tiempo de antelación, y les preparaba el cafelito a todos los demás. Lo que no esperaban es que el desayuno llevara un ingrediente “especial”. Todo fue descubierto por un compañero, que llegó un día muy temprano y entró al baño, donde descubrió la forma en que su hasta entonces amigo aderezaba el café común.

“La verdad es que cuando él estaba de vacaciones o enfermo, el café no tenía tanto cuerpo, pero pensábamos que es que no le cogíamos el punto a la cafetera”, nos comenta un damnificado. “A partir de ahora, trabaje donde trabaje, el café me lo traigo en un termo de casa, no me fío ni del camarero del bar de abajo”, añade una señorita. El creativo compañero ha sido despedido fulminantemente, y se le ha impuesto una orden de alejamiento a cualquier cafetera de 50 metros.