Multado por instalar una piscina en la parte trasera de su furgoneta

 

La tarde de ayer un vecino de Antequera fue multado en Málaga por la Guardia Civil de Tráfico por haber instalado en la parte trasera de su furgoneta una piscina.

Al parecer la Guardia Civil hizo el alto al vehículo porque vieron en su interior algo extraño. Para sorpresa de los agentes, cuando miraron la parte trasera del vehículo se encontraron a 4 niños de corta edad refrescándose en una especie de piscina que el dueño de la furgoneta había instalado.  En su defensa, el dueño del vehículo alegó que no tenía aire acondicionado y que le daba pena llevar a los niños pasando calor, por lo que decidió quitar los asientos, aislar la parte trasera con una lona y llenarla de agua. Los agentes a pesar de que entendieron perfectamente la explicación dadas las altas temperaturas, no les quedó más remedio que sancionar  al dueño del vehículo con una multa de 600€ y la pérdida de 3 puntos del carnet por llevar a los niños sin la sillita y por no tener homologada la modificación del vehículo.

“Si el dueño de la furgoneta pasara la ITV para homologar la modificación y los niños fueran con su correspondiente sillita podría circular perfectamente ya que no hay ninguna ley específica que prohíba la libre circulación de vehículos piscina” explicó la Guardia Civil.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *