Un musulmán no irá al paraíso porque lleva 23 años rezando para donde no era

 

Ayman Farid, un musulmán  de 39 años y residente en Toledo,  se ha llevado el disgusto más grande de su vida al saber que lleva los últimos 23 años rezando mal.

Todo el mundo sabe lo escrupuloso que es el Islam a la hora de la oración, quizás sea una de las religiones más estrictas del mundo. Los musulmanes deben rezar 5 veces al día y siempre mirando hacia la Meca. Ayman cumplía a rajatabla los 5 rezos diarios, en cualquier circunstancia, lloviera o hiciera sol, incluso cuando ha estado enfermo. Lo que no ha llegado a hacer bien es el rezar a la Meca. “Resulta que desde que llegué a España lo he estado haciendo mal, he rezado siempre hacia el lado contrario” explica Ayman. Tras haber consultado con diferentes estudiosos del Coran Ayman ve el futuro muy negro ya que le explican que será prácticamente imposible que pueda ir al paraíso cuando muera. “Aunque se pusiera a rezar ahora mismo como un loco, no le daría tiempo a recuperar el tiempo perdido para ir al paraíso, mucho menos para recibir las 72 vírgenes, como mucho podría recibir dos y feas” comenta uno de los expertos consultados que además añadió que “los últimos 23 años de rezos de Ayman no se tienen en cuenta, al haber rezado mal no le cotizan”

Ayman por su parte ya se está planteando la posibilidad de cambiarse a una religión algo menos estricta que le permita ir al cielo o algún otro sitio cuando fallezca. “me agobia mucho no tener dónde ir cuando muera”.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *