Paquirrín arruina un buffet libre de Sevilla

El buffet libre de Sevilla “Apetito Voraz” ha tenido que cerrar esta mañana víctima de una situación de quiebra total al que se ha visto abocado después de que Francisco Rivera alias “Paquirrín” lo eligiera como su lugar de comida habitual. Han bastado dos semanas desde entonces, en las que Paquirrín ha visitado el restaurante con asiduidad, para que el negocio haya colgado el cartel de “Cerrado por quiebra”.

Tratándose de un buffet libre donde el cliente a partir de un precio fijo puede comer absolutamente todo lo que le venga en gana, no es de extrañar lo ocurrido, ya que en Sevilla y en toda España es conocido el fondo que tiene el D.J. hijo de la Pantoja a la hora de sentarse a la mesa.
Según cuentan de forma anónima algunos de los camareros del restaurante aquello era digno de ver, ya que Paquirrín llegaba a servirse hasta 15 veces, probando todos y cada uno de los platos existentes, repitiendo, “tripitiendo” e incluso montando algún lío cuando alguna bandeja quedaba vacía. “Os voy a denunciar por publicidad engañosa, ¿es que no sabéis quién soy?” llegó a proferir varias veces cuando alguna especialidad se acababa sin que hubiera podido hartarse de ella.

Ahora que el local está ya cerrado hay cierta incertidumbre y miedo entre los comerciantes de buffets libres de la zona, quienes se están planteando seriamente poner un límite de kilogramos de comida por persona, o incluso cerrar temporalmente hasta que Paquirrín elija su nuevo destino.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *