A partir de 2018 los escupitajos en las aceras serán analizados para multar a sus “dueños”

El Gobierno, aunque parezca la contrario, sigue planeando el futuro del país y en este caso han presentado una nueva propuesta que comenzará a llevarse a cabo a partir de 2018, los escupitajos encontrados en las aceras podrán ser analizados para localizar a la persona y multarla.

Tras mucha presión por controlar las cacas de los perros, han sido muchos los que han alertado a las autoridades de que otro gran problema para la sanidad de nuestras ciudades son los esputos que pueden ser encontrados habitualmente en las aceras. Inspirados en algún Ayuntamiento que analiza las cacas de los perros han decidido plantear lo mismo con la saliva.

Desde el ministerio de Sanidad han declarado que “queremos terminar con la suciedad y la falta de higiene en nuestra calles, a partir del 1 de Enero los escupitajos encontrados podrán ser analizados para encontrar a su dueño y penalizarle con multas de hasta 1.000 euros, dependiendo de la cantidad y composición del esputo en cuestión”.