Policía desarticula banda delincuente tras infiltrarse en su grupo de Whatsapp

Una importante banda de criminales que traficaba con drogas y armas ha sido desarticulada en una operación tecnológica innovadora y sin precedentes. Un agente de la policía secreta consiguió infiltrarse en el grupo de Whatsapp de los criminales, donde se discutían y se gestaban todas las operaciones ilegales.

El grupo de Whatsapp se llamaba “Trabajar es de tontos” y el agente consiguió que le aceptaran después de hacerse amigo virtual de uno de los criminales, del que ganó su confianza enviándole fotos y vídeos porno, algo que al delincuente le hizo pensar que era de fiar y por tanto invitarle a formar parte del grupo.

Cuando desde el grupo se aprobó y se organizó un envío importante fue el momento de informar a la policía que se personó en el acto, requisando todo el material y deteniendo a todos los integrantes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close