Se compra un perro lazarillo para volver a casa cuando sale de fiesta.

Un sevillano, sin problema alguno de visión, ha conseguido comprar un perro lazarillo para uso propio. Según afirma, lo ha comprado con el único fin de que lo guíe hasta su casa los días que sale por ahí de fiesta.

En efecto, el animal está entrenado para llevar al dueño desde cualquier punto de la ciudad a su casa sin perderse y sin sufrir ningún percance, algo que le solía ocurrir muy a menudo antes, ya que suele desmadrar bastante cuando sale de fiesta.

“Está claro que no puedo ir a ningún sitio lejos ni en coche, pero me muevo bien por el centro”, nos comenta. “Si voy de botellón o a cualquier bar o terraza no hay problema, el perro se queda a mi lado hasta que ve que todos se van y me lleva a mi casa”, aclara, para añadir a continuación “si voy a una discoteca, concierto o algún sitio con mucho jaleo lo tengo que dejar en la puerta o el guardarropa, pero se porta muy bien y se limita a esperar a que salga o me saquen. Es el dinero mejor invertido de mi vida”.