Se disfrazaba de anciano para irse a los viajes del Imserso

Ha sucedido en un municipio de Castilla la Mancha. Los ancianos de la localidad, gozan de unas instalaciones en las que de forma habitual, se lleva a cabo diversas actividades, música, manualidades, baile, costura y una de las preferidas, realizar viajes de turismo.

Un avispado joven había ingeniado un sistema con el que no se perdía viaje alguno, sin importarle si era turismo de interior o de costa. Se disfrazaba a la perfección de anciano, con boina, bufanda e incluso con muleta. Con cabeza agachada, sin mediar palabra y con lentos andares, subía al autobús y se sentaba al fondo con bufanda tapando el rostro. Una vez llegaba al hotel, se quitaba el disfraz, desayunando, comiendo y cenando entre los ancianos pensando éstos que sería un empleado del Hotel y suponiendo el Hotel que era uno de los cuidadores del grupo de ancianos.

Ha sido descubierto cuando al activarse la alarma de incendio del hotel donde se encontraba, y encontrándose disfrazado, se han percatado del modo con el que corría sin muleta.

Compártelo: